despertando ya

.

Leo aros húmedos solapados sobre chapa a las tres de la mañana.
Leo ayer y no escribo presente.
Leo al ausente que no remedia.
He leído sin punto y aparte, haciéndome juez y haciéndoos parte.
Me he matado y no he muerto.
No he aprendido a enterrar a mis muertos.
Se me ha olvidado escribir según os he descargado de mis cargas.
Soy quien se ha dejado vencer por ser incapaz de ganar.
Soy una mujer sin hijos, un apellido discontinuo, una hija sin casa, soy poro hecho palabra, soy palabra en la nada, un alambre, un mes sin paga… perdón, he sido.
Soy ahora una paga sin mes, un poro sin apellido, una persona sin más, mi propio hijo.
Soy un alquiler a duras penas, una roulotte sin ruedas, soy un intento de “por que sí” sin “por qué”.
Soy quien tuvo un barrio sin calles, una ciudad sin barrios, soy quien tiene una ventana con rejas.
Soy sin hipoteca, patio con macetas, escaleras con hormigas.
Soy sin sofá, en estos momentos, mi propia frontera.


texto e imagen_ yolanda moreno





.

No hay comentarios: